Samba Da Rua batucada, 10 años siendo una de las bandas más potentes, revolucionarias y gamberras de la samba ibérica. 10 años y Medio Haciendo La Calle

10 años +1/2 , haciendo la calle, poniendo ritmo a las aceras, convirtiendo el asfalto en sonrisa y baile, la protesta en fiesta, cambiando el rugido de los motores por la música, poniendo pensamiento y acción a los ritmos, llevando la conciencia a las plazas, haciendo de la calle nuestro habitat, nuestro escenario, nuestro espacio para la expresión…SDR 10 años +1/2 Haciendo la calle…Cambiando el ritmo del mundo!

Son ya 10 años y medio (se dice pronto). Aquel 11 de Septiembre plantamos una semilla que no hemos dejado de regar (y se ha puesto así de hermosa la jodía). La planta que creció no se fuma, pero se baila, se piensa, se siente y se hace querer con mucha facilidad. Y está dibujada con los colores más bonitos: los colores de todos los que hemos pasado por SDR. Y como es tan sumamente difícil reflejar todo esto y darle forma, hemos contado para esta tarea con nuestros compadres los BoaMistura. De la mano de este estimulante colectivo de graffiteros/diseñadores/pintores hemos creado la nueva imagen de Samba Da Rua. ¿ Será porque acaban de llegar de Brasil , será porque son unos pedazo de artistas o serán las dos cosas a la vez? Pero el caso es que han hecho bailar nuestras retinas. Y como ellos también cumplen 10 años solo queda decir: Muchas gracias y Muchas Felicidades Compadres!!

Salud!!

P.d: Esperamos que os guste.

Por la música en la calle

Ier Encuentro de Músicos de Calle de Madrid
“Por la música en la calle”

Sábado 2 de abril, 12h-15h
Paseo de Coches (Puerta de Madrid)

Parque del Retiro

1er Encuentro de músicos de calle

 

Ven a pasar un día festivo bailando y apoyando la música en la calle.
Orquestina del Valle, Lost in Traslatión, Vallekana Bin Ban, Escuela de Charangas de Vallecas, Frente Malabar, Desvarietés, Uke Swingers
Violante Blues y más…

Organiza:
Músicos Unidos de Madrid
Plataforma de Grupos de Música de Calle
Plataforma Asociación de Músicos de Madrid
Asociación Crossroads
Asociación La Vida en Danza

Con la participación de:
Escuela de Charangas de Vallecas, Frente Malabar, Zumbale, Lost in Traslation, Batuseira, Uke Swingers, Samba da Rua, Cíngaro drom & Million Dollar Mercedes Band, Kontrabloco, Vallekana Bin Ban, Desvariétés Orquestina, Violante Blues+invitados, Batería Gato Carioca  y muchos más…

Mas cultura libre

Esto es un suma y sigue, aunque supongo que siempre lo ha sido, no se puede parar la cultura, no se bloquea algo que es libre.
Esta vez de la mano de Roger Subirana, compositor de un tema que me estremece: Point of no return. Escuchandolo como banda sonora de un video de Vimeo y tirando del hilo he llegado a jamendo o sonoband y en ambos he encontrado toda la discografia de Roger bajo licencia copyleft.
No lo podia creer, temas de semejante calidad, libres para poder ser usados según el tipo de licencia aplicada por el autor.
Sigo sin creerlo que mal acostumbrados estabamos: ¿Es el autor quien dice lo que se puede hacer o lo que no con su creación?…. ¡¡ Por supuesto !!
¿Es el creador quien expone su obra a través de los medios disponibles para darle máxima difusión? ¿Incluso gratis?… ¡¡ Por supuesto !!

¿Como hemos estado tan ciegos, tan engañados? Bueno, es lo que nos ofrecian, no habia otros medios, pero las cosas están cambiando ¿verdad?
Hagamos que cambien de verdad entre todos, como dice Roger:

Para mí, hacer música es una forma de vida. Necesito hacer música para expresar mis sentimientos. Desde los más simples a los más grandilocuentes. Poder llorar o alegrarme a través de ella. Por este motivo y tanto si tengo éxito profesionalmente hablando como si no, continuaré haciendo música porque lo necesito. No es un tipo de música comercial, o sea que no está pensada para agradar a una gran masa consumista.

http://www.rogersubirana.com/ Su obra bajo licencia Copy Left… la cultura, LIBRE.

La verdad mas verdadera

Hay muchas verdades muy verdaderas, una de ellas es que La Excepción es un grupo grande, que no deja de sorprender, una tras otra. Su nuevo disco dice:

“Válgame los dioses benditos, otra vez están aquí los chicos de Pan Bendito”….y esta vez en digital.
Con La Verdad mas Verdadera queremos poner de manifiesto que los Artistas no somos propiedad de ninguna multinacional y que por mucho que lo intenten no podrán acabar con nosotros.
Por todo esto, ya puedes descargar de forma totalmente gratuita “La Verdad más Verdadera” nuestro nuevo trabajo. Sólo tienes que registrarte y seguir las instrucciones.
Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros y que esto sirva de ayuda para muchos otros Artistas con el mismo o más talento que nosotros que están viviendo esta misma situación.

El disco se puede descargar de forma gratuita desde su sitio web: http://laexcepcion.net/ y os lo recomiendo :-)
Si uno lo desea también podrá realizar una aportación voluntaria, pero ese no es el fin del disco, entiendo que la idea es difundir su mensaje, su arte, su cultura a todo el Mundo, de gratis, sin barreras y sin que se forren unos cuantos a su costa.

Trataré de conseguir una pequeña entrevista con el Langui para postear cuales han sido los motivos para cortar con la discografica. Como se ha producido el disco, cuales han sido las dificultades encontradas, su experiencia , el tipo de licencia usada en los nuevos temas… Son muchas las dudas, pronto sabremos mas. Por el momento La Excepción se une al carro y dice bien alto que:
Ni el arte ni los artistas son propiedad de ninguna empresa, que la cultura ni se vende ni se compra, solo se comparte.

Mustafa aprendio en Senegal

Nos disponíamos a tomar la última tapa en Almería, se terminaban las Navidades 2008 y con ellas mis vacaciones. Nos dirigíamos a un sitio muy recomendado de las Cuatro Calles, se llama La Bien Pagá. De camino voy escuchando sonidos de percusión, según llegamos al bar, vemos que hay un negro de esos que venden Djembes y figuras de elefantes de madera, tocando uno de los Djembes cerca de la barra (por cierto sonaba de lujo).

Entro en el bar acompañado de mi chica y pedimos unas cervezas, mientras las ponen me acerco y pregunto el precio del Djemebe (demasiado caro… no es su precio real ni de coña), le digo que suena muy bien, que está muy bien tensado. Me invita a tocarlo para probar y no puedo resistirme. A nuestro lado en la barra hay un hombre con pinta de ingles, parece perjudicado por el alcohol. Me dice – Tu sabes tocar ¿eh? se te nota.

La verdad que no podía resistirme, el Djembe sonaba muy bien y Almería no se caracteriza por ser una de las provincias mas cosmopolita del Mundo, el entorno que me ha rodeado siempre ha sido bastante cerrado, gente muy tradicional a la que quiero con locura, pero con la que nunca me vería tocando en algún bar de sus calles.
Podéis imaginar mis ganas de tocar en un lugar donde el ritmo viene marcado por los típicos pubs imitación de Irish Tabern donde solo se escucha “pachangueo” casposo.
Además resultó que el ingles aparentemente borracho que teníamos frente a la barra, era el dueño del local y nos pidió que tocásemos mientras el quitaba la música.
De esta forma y por estos motivos, decidí sentarme hombro con hombro con aquel negro que se llama Mustafa.

Mi cervecita en la barra, mi tapa de berenjena con miel esperando. Entre las piernas, bajo mis manos, un Djembé. A mi lado un hombre de Senegal nacido en Dakar, su aventura como inmigrante empezó en Málaga cuatro años atrás.
Comenzamos a tocar cualquier cosa, uno de los dos iniciaba un ritmo y rápidamente el otro le seguía… cuando el ritmo estaba interiorizado y fluía sin problemas el uno, o el otro, soleaba sobre la base marcada.

Se trataba de un lenguaje que Mustafa había aprendido hacía muchos años, cuando era muy niño y viajaba a la aldea de su abuelo. Una de esas aldeas rodeadas de chozas de caña y barro, con negros de una tribu pintados hasta las cejas, bailando y tocando toda una noche ritmos hipnotizantes, raíz de nuestra propia historia musical.
Por mi parte, ese lenguaje común lo aprendí en varios parques de Majadahonda un pueblo de Madrid, el día que unos cuantos amigos nos bajamos a Lavapies para comprar Djembes a muy buen precio. Aunque mi padre siempre dice que siendo muy pequeño, me llevaba a pasear en la sillita por el Retiro y nos quedábamos un buen rato viendo tocar a los negros. Lo mismo la pasión por el ritmo me viene de ahí.

No dejó de ser una situación entrañable, estar tocando ritmos de Senegal con Mustafa en aquel bar de tapas del casco antiguo de Almería, una zona que todavía muestra su aspecto árabe.
Quizá uno de los recuerdos que guarda Mustafá de su tierra son los ritmos que aprendió en la aldea de su abuelo, cultura del Africa profunda. La que mezclamos esa noche con bulerias en un bar de tapas de Andalucía, bajo la mirada de la Alcazaba de Almería.

Le deseo un buen 2009 a Mustafa y a todas esas personas que a través del ritmo unen culturas, dispuestos a aprender de las demás.